EL ARTÍCULO DE LA SEMANA: La desconexión, a precio de carburante

Compartir

EL ARTÍCULO DE LA SEMANA: La desconexión, a precio de carburante

technology-white-camera-tablet-pepper-machine-485308-pxhere.com.jpg

El descanso y la desconexión se han recubierto de la película satinada del lujo. Ahora cortar el flujo de la información en línea es un capricho de un grupo selecto. El mismo grupo que ostenta el privilegio de poder desaparecer cuando le venga en gana.

1-man-wire-phone-communication-machine-business-854426-pxhere.com
man-854426-pxhere

Mientras, el resto nos conformamos con pequeños actos de valentía. Como silenciar las notificaciones de los grupos de WhatsApp, borrarte Gmail del móvil durante las vacaciones o desinstalar la aplicación de Instagram. Al menos, durante unos días. Puede que semanas.

 El mundo no permite que prescindamos de lo digital o la electrónica. El despertador con las sintonías, el podcast para las noticias del día, la orientación por la ciudad con Google Maps, la aplicación para la parada de bus, el pago virtual…

 Por esto, solo un puñado de personas pueden fardar de la inactividad en redes sociales. Son anónimos de Internet; visitantes casuales y no causales. ¿Y si el premio al aislamiento virtual no fuera un antojo humano? ¿Y si los dispositivos provocasen el apagón por voluntad propia?

El "derecho al modo avión" también de los ordenadores, de las tablets, de los teléfonos móviles y hasta de los microondas, recogido por Luis Aguilar en Yorokobu. Si eligiesen las máquinas por nosotros, ¿sería el mundo más humano? Quién sabe. El humano es un ser inconformista y ansioso por naturaleza. Siempre va a pedir más y mejor conectividad. Y si los dispositivos electrónicos no se la dan, encontrará otras formas.

 A este hilo, y trasladando esta apatía por la privacidad y este sobrecoste de energía humana (que también existe) al ámbito laboral en el que estamos, nos encontramos con verdaderas fieras de la conexión digital. Personas que contestan los mails de madrugada, que envían informes el fin de semana y que durante sus vacaciones se jactan de “no tener problema en seguir trabajando”.

Hasta ahora esto era indicativo de “devoción por el trabajo”, de “compromiso con la empresa”, de “máquinas de trabajar” … de un montón de apelativos por los que todo el mundo peleábamos por merecer.

Pero ¿sabéis qué? Que de eso nada.

man-city-urban-downtown-travelling-travel-499383-pxhere.com.jpg
man-499383-pxhere

Hace mucho tiempo hice una prueba con un jefe que tuve y que respondía a esos patrones. Escribía mis respuestas a sus mails y las dejaba como

borradores, luego de madrugada se las enviaba. Gané tantos “puntos” que engordé 2 kilos de valoración profesional. Pura farsa. Postureo.

Si gestionamos personas, ¿qué es mejor?:

A.- una persona que en su tiempo de trabajo responde a las necesidades de la empresa, cumple con los objetivos planteados y descansa y nos deja descansar a los demás fuera del horario laboral.

 

B.- una persona que balancea sus cargas de trabajo durante la jornada y aprovecha sus ratos de aburrimiento fuera de ella para trabajar y sumar puntos.

 

Respuesta obvia: la “A”.

Y claro, estaréis pensando que también está la persona “A” que no llega con 8 horas de trabajo para cumplir con el desempeño que le requerimos y tiene que trabajar fuera de su horario y lo hace sin una mueca ni media. Estos son los A++ (como los electrodomésticos).

Yo no quiero electrodomésticos en mi organización, a no ser que sea en la línea de montaje, claro. Estos A++ no hacen muecas porque están cansados no porque sean felices en el trabajo. Si tenemos personas A++ en nuestros equipos, reconozcámoselo, busquemos las causas, entendámoslas y pongamos en marcha las medidas necesarias para convertirlos en personas “A” felices en lugar de A++ saturadas.

Ganaremos en desempeño y en fidelizar nuestro talento.

 

Pssst… ahora que nadie nos oye, acercad el oído… (susurro) “las A++ normalmente se acaban yendo de la organización porque no se sienten reconocidas en su trabajo”.

6-addict-addiction-asian-casual-cellphone-chat-1451619-pxhere.com
casual-chat-1451619-pxhere

 

Otro día hablaremos del Teletrabajo