EL ARTÍCULO DE LA SEMANA: ODS las oportunidades en la Empresa

Compartir

EL ARTÍCULO DE LA SEMANA: ODS las oportunidades en la Empresa

OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

Cada vez que surge una iniciativa regulatoria, sobre todo en el ámbito europeo, la pereza y el hastío de la burocracia se hace patente en la empresa. Uno de los temas que estamos oyendo, algunos participando y otros como espectadores escépticos… es la implementación de los ODS en nuestra organización. “ya estamos, más normas, más burocracia, más papeles…”

 

Las aspiraciones a nivel mundial para el 2030 persiguen 17 objetivos orientados a realmente tener “un mundo mejor” que ponga fin a la pobreza, ayude a crear una vida digna y de oportunidades para todos en un Planeta que necesita que modifiquemos urgentemente nuestra manera de actuar.

Los ODS son una enorme oportunidad para aprovechar en el mundo empresarial y poner el foco en retos que nos permitan ser rentables y sostenibles, en enfocar nuestro auténtico propósito corporativo y dejar una huella positiva en los grupos de interés en los que impacta nuestra acción, en definitiva, en toda la sociedad.

La primera oportunidad que se nos abre es ser realmente empresas activistas que responden, además, a una demanda del consumidor cada vez más explícita y que exige productos y empresas responsables y sostenibles.

 

Una segunda, nos permite identificar oportunidades de negocio, alinear nuestra estrategia con los ODS obtiene como resultado casi siempre utilizar nuestros recursos de manera más eficiente, por tanto, mejorar nuestra productividad, los resultados y a la vez los impactos que nuestra actividad genera.

En ese sentido es esencial, a la hora de abordar la implementación de los ODS, evaluar los impactos, tanto positivos como negativos, de toda la cadena de valor en el momento actual como en el futuro próximo, con lo que se abre una ventana de oportunidad de mejorar nuestros procesos, ofrecer soluciones más innovadoras y por tanto incorporar en nuestra organización una visión trasformadora.

 

Una tercera viene determinada por la mejora de nuestra Reputación, del reconocimiento hacia nuestra actividad, la mejora de la legitimidad para operar y en definitiva, mejorar la confianza del mercado en nuestros productos, nuestro servicio, nuestra marca.

Una visión que nos permite mejorar las relaciones con nuestros grupos de interés, acercarlos a nuestro core del negocio e involucrarlos en alianzas más duraderas y consistentes.

 

Una cuarta, no por ello menos esencial, es la capacidad de construir una nueva cultura empresarial, donde los objetivos sostenibles sean compartidos, donde todas las personas de una organización estén alineadas con unos objetivos y por tanto compartan una visión y un propósito común.

Una organización con este perfil es una organización que está preparada para afrontar los retos del futuro, capaz de atraer y retener talento, porque sus motivaciones transcienden más allá de los resultados económicos y tiene puesto el foco en una razón de ser, en un por qué esencial, que garantiza su perdurabilidad.

“La actividad empresarial, la inversión y la innovación privada son los grandes motores de la productividad, el crecimiento económico inclusivo y la creación de empleo. Reconocemos la diversidad del sector privado, que incluye tanto a las microempresas como a las cooperativas y las multinacionales. Exhortamos a todas las empresas a que aprovechen su creatividad e innovación para resolver los problemas relacionados con el desarrollo sostenible.” 

 

Artículo 67 el acuerdo de los 193 estados miembros de la ONU.

 

 

Gonzalo Alzueta

Depto. Estrategia y Reputación Creatalent

www.creatalent.eu